jueves, 26 de marzo de 2009

Tirorí...

¿No tienes miedo? ¿No tienes ganas de salir de aquí y no volver nunca más? ¿No tienes hambre todo el tiempo? ¿No tienes tiempo para respirar?

Olvidativa Cuántica

Hace mucho, llegó a mis oídos una canción. Sabía que la había escuchado alguna vez, pero no lograba distinguir su melodía, su letra, lo que fuera. Sólo sentía las notas bajo mi piel, pulsantes, queriendo salir tan aprisa que no lograban hacerse notar. Luché por retener aquel sonido, o sensación, o lo que aquello resultara ser, pero me fue imposible.

Después, con un soplo de viento, noté que la música desaparecía, lenta y melodiosamente, hasta dejarme sumida en un silencio aun más extraño que su misma presencia.

Aun hoy echo de menos esa melodía. 

domingo, 22 de marzo de 2009

Tragailusiones de nivel 50.

Piénselo bien
Algunas cosas se pararon porque usted igual me dio
Motivos para no volver jamás.

(Iván Ferreiro- "Mrs.")

domingo, 15 de marzo de 2009

Paranoia 0.1.

-Me han dicho que perdí mi tiempo.

-Entonces búscalo, ¿no?

Y la pequeña Alicia salió del portal y empezó a buscarlo.

Alicia nos contó que ese día hacía mucho frío. "Había nevado", dijo con una sonrisa. Las calles estaban muy resbaladizas, y los gatos que salían, curiosos, de sus escondites, tenían copos de nieve en el lomo. Alicia pudo ver una pareja de enamorados besándose bajo un soportal cercano.

Alicia tenía muchísimo frío, porque había salido descalza de casa, e iba dando saltitos para tratar de tocar la nieve lo menos posible. Una mujer anciana que estaba echando sal en el camino que llevaba a su casa la vio, y se acercó a ella.

-¿Por qué vas descalza? -preguntó.

-Se han llevado mis zapatos -dijo Alicia.

-¿Y no te importa?

-Yo dejé que se los llevaran -respondió ella con una sonrisa.

La mujer miró a Alicia como si estuviera loca y volvió a su casa sin despedirse. Por su parte, la pequeña prosiguió su camino.

Alicia pasó frente a un banco de madera y decidió sentarse. El banco estaba cubierto de nieve, así que sólo consiguió tener más frío. Además, llevaba un vestido de tirantes que no abrigaba nada.
Pasó junto al banco un hombre que se la quedó mirando. Alicia saludó a aquel hombre con la mano y éste se acercó.


-¿Por qué vas vestida así? Enfermarás.

-No pasa nada. Siempre tengo frío.

El hombre pensó que Alicia había escapado de algún manicomio y se marchó lo más deprisa que pudo.

Alicia no estaba loca, sólo estaba cansada. Así que buscó un sitio donde dormir durante un rato. Encontró un puente de piedra que atravesaba un riachuelo helado. Bajo él, había un pequeño saliente de roca, así que Alicia pensó que ese era el lugar ideal para echar una siesta.

Por allí pasó una niña pequeña con un perro azul. Saludó a Alicia, pero esta estaba durmiendo y no se dio cuenta. La niña se acercó a ella y la despertó.

-¿Por qué estás durmiendo? -quiso saber.

-Porque sólo durmiendo soy feliz -dijo Alicia.

-¿Por qué no eres feliz?

-Porque alguien se llevó mis zapatos, y mi chaqueta.

-¿Y por qué no vas y se los pides a quien te los quitó?

Y Alicia se levantó y fue a buscar a la persona que le había quitado sus zapatos y su chaqueta.
Él siempre estaba pensando, así que debía estar en el parque. Alicia fue hasta el parque y buscó al chico. Y lo encontró allí sentado, en uno de los bancos de piedra cubiertos de nieve. Junto a él estaban los zapatos y la chaqueta de Alicia. Ésta se los pidió y él se le quedó mirando con ojos como platos.


-Pero tú me los diste -dijo extrañado.

-Es que tengo mucho frío sin ellos -respondió Alicia.

-¿Ya no quieres que lo tenga?

-No es eso. Es que los necesito. La nieve está muy fría.

El chico miró a Alicia. Tenía las manos y los pies totalmente enrojecidos. Así que le puso la chaqueta y le dio los zapatos y le pidió perdón por habérselos quedado tanto tiempo.

Alicia regresó a casa con sus zapatos y su chaqueta.

-¿Has encontrado tu tiempo perdido? -la preguntaron.


-No lo había perdido -contestó Alicia -. Sólo había olvidado dónde lo había dejado.

jueves, 12 de marzo de 2009

El final del final.

Se nos acaban los momentos perfectos,
Las ganas de luchar, los argumentos.
Buscamos en un bar
Lo que no hallamos en mamá,
y en un instante se nos hunde el alma al suelo.

Y busca en el parqué
Un fotograma del final.
Quizás mañana fuera ayer,
E idiotas al amanecer,
Rodábamos por la escalera.

martes, 10 de marzo de 2009

Camionera atracadora y el chico del cumpleaños.



El mundo es un farol.

Pero callaos, que es un secreto! >.<

She.

Ella se pasaba las horas sentada a la mesa de una habitación vacía, haciendo resúmenes de su vida y de sus últimos meses respirando. Ella recogía continuamente las pinturas tiradas por el suelo, las colocaba en los estantes de la cocina, las volvía a esparcir por todas partes. Ella necesitaba tiempo para pensar, pero sólo tenía tiempo para vivir. Ella quería un billete a algún lugar lejano, un beso abstracto y un par de horquillas rosas. Ella estaba siempre triste, ella nunca sabía qué decir, ella tenía ganas de gritar, de correr, de escapar. Ella no temía a la muerte, si no a la muerte automática en aquella cárcel sin barrotes.

lunes, 9 de marzo de 2009

Precipicios.

Últimamente todo lo que escribo se convierte en mierda y lo destruyo, y si no lo destruyo yo se autodestruye, y si no se autodestruye vienen a destruírmelo de fuera.Las palabras más estúpidas me suenan demasiado bien, y las más bellas son como el chirrido de una puerta vieja y mal engrasada.
Se me escapan las ganas de vivir por las esquinas de los libros que nunca llegaron a escribirse, y en su último suspiro me dedican un adiós que nunca alcanzo a escuchar. Mañana se convierte en tristeza y pasado en reproche, y lo único que se me pasa por la cabeza cuando la tengo vacía es un letrero de neón que dice "te echo de menos".
Si me encuentras en algún arcén, y ves que te apetece, recógeme en tu coche y llévame lejos, muy lejos, donde no recuerde aquellos días en los que aun teníamos una parte del otro en el cajón de la mesilla de noche.
Y espérame, si aun tienes ganas de revancha.

domingo, 8 de marzo de 2009

Planes.

Estuve pensando en rescatarte hoy
Pero las horas no me dejan que te coja.

Amigos De Vista

(:



#13



We're falling.
From the first to the last.

"Mi Primera Combustión" - Love Of Lesbian

Seis años después reapareces
Y hablando sola
Resumes tu noria de vida
En un solo café


Y curado al fin
Me permito el lujo de observar
Tu pelo raro y creo
Que ahora fumas demasiado


Y hablas como si te hubiera preguntado
De quién te vengabas todo el tiempo
Que yo estuve a tu lado
Y aun no sé
A qué diablos viene ahora tu llamada


Tiembla tu cuchara
Y eso nunca queda bien


Di, di la verdad
Llevas tiempo sin romper muñecos
Pasados unos meses
Alguien me ajustó de nuevo


Y queda un poco lejos
Cuando me incendiaste y ya
Soplaron las cenizas,
Volaron las cenizas.


http://www.youtube.com/watch?v=4Sgvboh1_EE
(no es seguro que se escuche bien, pero es lo mejor que he encontrado)

Recapitulaciones.

Amanecimos en un motel de carretera, con sólo lo justo para salir adelante durante el día. Sonreíste al verme despertar, como si verdaderamente me quisieras. Luego comenzamos a perdernos en algún lugar lejano, en aquel Chrysler azul marino, mientras nos perseguía una mañana de faisanes.

Qué tiempos aquellos.

sábado, 7 de marzo de 2009

Veranos.


"Fue un buen verano. Hacía calor y todo eso; apenas sí corría una gota de brisa. Estudiábamos el modo de encontrar a alguna nadadora rubia de medidas perfectas bajo la sombra de algún árbol en la piscina municipal, o sentados en las escaleras que había debajo de los aleros de la entrada a la plaza. Era todo irreal, como lo soñábamos durante las clases, en invierno. Pero entonces llegaste tú y esa irrealidad desapareció..."

Usted está aquí.


1999 Love Of Lesbian

Snow Patrol MP3 Songs

Piscinas En Verano